domingo, 11 de noviembre de 2012

Loach: "empiezas a entender a la gente cuando la haces reír"



Frases destacadas:

Harry: Eso es el Dream Team.
La madre de Anthony: ¿Te das cuenta del dolor y del daño que has causado?
Marini: Un 2% del licor se evapora al año, es lo que llamamos la parte de los ángeles.

Loach: "empiezas a entender a la gente cuando la haces reír"

Ken Loach es conocido por sus tremendos dramas, con los que ha retratado fielmente la sociedad actual de Gran Bretaña, pero con "La parte de los ángeles", su nueva película, demuestra que la comedia es igualmente eficaz. "Empiezas a entender a la gente cuando los haces reír", afirma en una entrevista con Efe.

Tras ganar el Gran Premio del Jurado en el pasado Festival de Cannes y el del Público Europeo en el de San Sebastián, "La parte de los ángeles" desembarca el próximo viernes en los cines españoles con el objetivo de "confundir al espectador" con una original y fresca historia de perdedores que dan la vuelta a la situación.

El whisky, el paro y los conflictos juveniles se mezclan en esta historia con la que Loach cambia radicalmente de registro tras "Route irish". Un cambio con el que ha tratado de confundir a los espectadores, que seguro esperaban otra tragedia.

"Es bueno hacer lo contrario, lo inesperado", afirma el realizador británico de una historia compleja en su sencillez y en la que el humor y el instinto de supervivencia están por encima de todo lo demás.

Y eso pese a que el guion "también podía haber sido otra tragedia dadas las circunstancias de los personajes", según explica el guionista Paul Laverty, sentado junto a Loach en una entrevista que se desarrolla en una terraza al borde del mar durante el Festival de Cannes.

Porque "La parte de los ángeles" -la porción del whisky que se evapora durante su proceso de elaboración- es la historia de Robbie, un joven de Glasgow que se libra por los pelos de la cárcel, con su novia embarazada y que se encuentra, sin trabajo ni futuro, realizando trabajos sociales junto a otros muchos chicos problemáticos. Pero, por suerte, el whisky se cruza en su camino.

El punto de partida para crear la película fue el elevado nivel de paro juvenil en países como Reino Unido o España. "Es una vergüenza, una pesadilla, no solo para la gente que sale la universidad, pero es obviamente mucho más difícil para los que no han terminado la escuela", resalta Laverty.

Porque estos jóvenes son estereotipados como víctimas. "Pero cuando pasas tiempo con ellos te das cuenta de esa energía, esas ganas de vivir, esa capacidad, esa determinación, chispa, talento, e inteligencia", por lo que el filme se concentra en esos momentos de diversión, aunque no obvia la dureza de la situación en la que viven.

Y para interpretar a estos chicos, Loach y Laverty se rodearon de un grupo de actores que han salido del medio social en el que se desarrolla la historia de la película y que en algún caso, como el del protagonista, Paul Brannigan, no contaban con experiencia previa en el cine. LEER COMPLETO

 
La parte de los ángeles Posted by Alfredo Manteca


La parte de los ángeles es sin duda, una tragicomedia muy recomendable, sin grandes pretensiones, que busca seguir denunciando una realidad social pero con el gran objetivo de que el espectador salga de la sala con un buen sabor de boca y una sonrisa, habiendo pasado un rato más que agradable, para ello no dudan usar el mítico tema de los escoceses Proclaimers “I’m gonna be (500 miles)” Como el buen whiskey este filme respira y saben darle el oxigeno necesario al espectador, y nos demuestran que con los años esta pareja de creadores se muestran más esperanzados hacia la raza humana y saben dibujar muy bien las relaciones humanas.

Tras dieciséis años viendo películas de Paul Laverty y Ken Loach uno cuando se sienta en la sala oscura sabe que esperar de ellos, tanto en calidad como en tono. Llevan conmoviéndonos desde “La canción de Carla” hasta los más hondo de nuestro corazón. Es inevitable que cuando uno entra en el cine a ver lo nuevo de esta pareja saca las agujas de tejerse las venas y cuando comienza los títulos de crédito comienza a pensar, ¿esta vez será en punto de cruz? Pues bien, sirva esta atípica introducción para ilustrar lo curioso que es La parte de los ángeles, porque hay que reconocer que no los podemos catalogar como la alegría de la fiesta, y en este caso ellos se encargan de romper ese estereotipo. LEER COMPLETO

También puedes leer:

La parte de los ángeles es Ken Loach in modo comedia (alcohólica pero no ebria) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada